Os mostramos una combinación de prendas clásica, conservadora y elegante. Pero juvenil y actual al mismo tiempo. Conviven sin el menor problema una camisa estampada con una chaqueta de cuadros, acompañados de una corbata azul liso y un pañulo en tonos rojizos.

Un atuendo que podríamos combinar con pantalones diversos, desde unos en tonos beige, azul marino, gris o incluso, si nos atrevemos, combinar a juego con el pañuelo en tonos rojizos/burdeos.