Por lo general el buen tiempo trae consigo colores más vivos y alegres, además de tejidos más frescos y ligeros. Hoy nos hemos centrado en este último concepto. Y es que hemos creado para un cliente una chaqueta confeccionada en tejido de lino camisero de Thomas Mason, con construcción totalmente desectructurada. Dando como resultado una chaqueta ligera, cómoda y fresca.

La mostramos con una combinación conservadora y quizás hasta otoñal en cuanto a colorido pero perfectamente veraniega.

¿Te atreves a crear?